LA PUERTA AL RÍO GRANDE

EN LA PAZ CONTAMOS CON UN AMARRADERO Y MARINA DISPONIBLE PARA LAS EMBARCACIONES DE NUESTROS HUÉSPEDES,

Nuestra villa turística se desarrolló a orillas del Río Grande. Desde nuestras cabañas hasta las Casas de Río disfrutamos de 1,2 kilómetros de costa.

Convivimos con el río desde siempre y por eso solo era cuestión de tiempo hasta que construyéramos nuestra propia marina y amarradero.

Hace tiempo ya disponíamos de un muelle flotante que llamamos Antonio Logascio, quien los años 50 reactivó la actividad de nuestra estancia.

A medida que creció el número de cabañas y para brindar un servicio aún mejor a nuestros huéspedes, el muelle se convirtió en un marina y amarradero.
Así nuestros clientes pueden hacer la bajada al río (con plataforma de hormigón) una sola vez en su estadía y tener su embarcación lista para surcar el Río Grande, tanto para disfrutar de la pesca de calidad mundial que lo distingue, como para encarar paseos en familia por este curso de agua emblemático.

Compartir: